NUESTRA MEDITACIÓN

El cuerpo del hombre es una cámara que toma fotos en cada momento de la vida, desde la infancia hasta el presente, guardándolas en la mente y creando así un mundo mental. El hombre es incompleto porque vive allí. Cada uno vive pensando que su propio mundo mental falso es el mundo real porque están superpuestos. El estrés, la ansiedad y el dolor están dentro del mundo mental de cada uno, no existen en el mundo real.

La razón por la que muchas veces sentimos que falta algo, nos sentimos incómodos (estrés, ansiedad, preocupaciones, etc.) o no encontramos un propósito es porque no estamos viviendo en el mundo real, sino que vivimos en nuestro propio mundo mental, el cual, es la ilusión que nosotros mismos hemos creado. Este mundo es ilusorio porque en realidad no existe, es la copia del mundo. Sin embargo, las personas no saben que están viviendo dentro de su propia mente ya que es idéntica al mundo.

Para salir de este mundo ilusorio, hay que desechar las fotos ilusorias que hemos guardado, al igual que los preconceptos que hemos acumulado de nosotros mismos y del mundo. Debemos eliminar las fotos falsas porque vivimos siendo esclavos de ellas. Al desechar, podrás vivir en el mundo real y conocer la felicidad verdadera que no depende de factores externos.

Al desechar el mundo mental, quedará la mente original y conocerás a tu ser verdadero. También, podrás saber todos los principios del mundo y vivirás feliz.

©2020 por Meditación El Salvador