Alejo.jpeg

Alejandro Amador, El Salvador

Le recomendaría esta meditación a todas las personas que quieran conocerse mejor a ellas mismas y a todas las personas que quieran atreverse a enfrentarse a ellas mismas

Creo que el punto más importante de cambio en mi persona durante la meditación, ha sido que he aprendido a fluir mejor con muchas situaciones sencillas y no tan sencillas que me generaban estrés y ansiedad en mi vida diaria. He logrado también poder ver cosas en mí que siempre había considerado como “normales”, ciertos comportamientos y actitudes que realmente no me ayudaban en mi diario vivir. Si bien es cierto he mejorado mucho como persona y he logrado fluir mejor en mi vida, aun estoy convencido que queda mucho por cambiar.  

Un tema que pudo haberme hecho no meditar siguiendo el método, fue el de la religión. Realmente uno piensa en si esto está bien o está mal, y si va o no en contra de las creencias y valores que a uno le enseñan. Pero a medida que he avanzado en el camino, me he convencido de que al final todas las religiones plantean llevarte al mismo objetivo el cual es encontrarse uno mismo desde el interior y que el método de meditación al final posee los principios reales que las religiones nos tratan de enseñar. 

Al meditar en Meditación El Salvador he conseguido los siguientes resultados:

  • Me he vuelto una persona más tranquila.

  • He aprendido a no enojarme tan fácilmente con situaciones que antes lograban hacerlo con facilidad.

  • He controlado mejor la ansiedad en muchos aspectos de mi vida.

  • He descubierto y empezado a entender muchos sentimientos dentro de mí.

Lo que más me gusta de ser miembro de Meditación El Salvador es que en los asistentes podemos tener un apoyo bastante bueno en el camino de la meditación y que, a pesar de las circunstancias, ellos siempre se muestran de manera imparcial a las situaciones que cada una de las personas tiene. 

Los tres beneficios concretos que destaco son:

  • Mejor manejo de sentimientos y emociones. 

  • Mejor control de la ira y el enojo.

  • Mayor seguridad a la hora de hacer las cosas que me propongo.

Le recomendaría esta meditación a todas las personas que quieran mejorar en su vida, ya sea que estén bien o no, a todas las personas que quieran conocerse mejor a ellas mismas y a todas las personas que quieran atreverse a enfrentarse a ellas mismas, ya que creo que esto es lo más difícil que existe en la vida.